Don Lencho, un gran artista urbano.

Acompañado de su guitarra, interpreta melodias en autobuses para subsistir.

Jesús Olivares / La Costa TV Veracruzana / Chichicaxtle, mpio. Puente Nacional, Ver.

Lorenzo Ramírez Vázquez es su nombre y a sus 70 años de vida, interpreta melodías apoyado con una modesta guitarra en autobuses de segunda clase de la línea TRV y AU, pero además, ameniza fiestas de cumpleaños dando el ejemplo a las nuevas generaciones, de que cuando se quiere; se puede.

Este longevo artista urbano, es originario y vecino de la comunidad de Pachuquilla, en el municipio de Puente Nacional, pero desde hace varios años la zona de Cardel y sus alrededores, se ha convertido en su principal fuente de ingresos. A diario se le ve subir y bajar de los camiones de pasajeros, donde con el amable consenso del operador permite que “Don Lencho” (como cariñosamente le dicen), razga las cuerdas para tocar una canción conocida a modo de obtener una moneda, de quienes hacen uso del transporte colectivo para entonces, poder llevar el sustento de su familia. Casi siempre, lo hace en la parada ubicada en Tamarindo con dirección a Cardel, una vez arriba se arranca con canciones de Vicente Fernández, José José, Juan Gabriel, entre otros artistas para hacer más ameno el viaje de los pasajeros.

Reconoce Ramírez Vázquez, que no es muy experto en el manejo del instrumento musical, pero, cuando se tiene necesidad, se aprende poco a poco. Mencionó nuestro entrevistado, que familiares y amigos lo invitan para poder amenizar fiestas de cumpleaños o convivios, llevándose consigo aplausos y reconocimiento de todos los ahí presentes. Por último, Don Lorenzo expresó que no ha sido fácil para él, pues antes de la pandemia se dedicaba a la venta de palanquetas, cacahuates y dulces, pero, con la emergencia sanitaria dejó de hacerlo ya que por ser adulto mayor, no podía permanecer en las calles. Ahora que este terrible mal ha comenzado a ceder, volvió a subir a los camiones y lo hace acompañado de una guitarra y su voz, dando un claro ejemplo a la sociedad que los límites son auto impuestos, porque para salir adelante solo basta tener suficiente fuerza de voluntad y un amor inquebrantable, para quienes lo esperan volver a diario con el pan de cada día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous post CARRETERA YERBABUENA EN DEPLORABLES CONDICIONES PARA UNA CONTINGENCIA RADIOLÓGICA
Next post TRV ARROLLA VECINO DE CEMPOLA EN RINCONADA
error: ¡ Contenido protegido !